martes, 18 de diciembre de 2012

Sociedad hipermedicalizada


Cuando hablamos de la sociedad tan hipermedicalizada en la que vivimos solemos echar la culpa a los pacientes y a la alta demanda terapéutica en las consultas. Muchas veces nos olvidamos de la parte que nos toca a todos los profesionales sanitarios.



Visto en el blog de Bob

domingo, 16 de diciembre de 2012

Más sobre el copago de medicamentos en el hospital


Desde la atalaya...#instagram
Los rumores van tomando cuerpo en torno al copago de medicamentos dispensados en los hospitales. Podéis consultar el borrador del proyecto de resolución el cual se encuentra actualmente en fase de alegaciones. Al final encontrareis la lista de medicamentos afectados, se habla de un 10% del PVP (en los hospitales pagamos a PVL) de los medicamentos hasta un máximo de 4,13 euros. Los medicamentos afectados incluyen patologías tan diversas como diferentes tipos de cáncer, hepatitis C, virus respiratorio sincitial, artritis reumatoide o asma persistente grave, entre otras.


Mi opinión sobre el tema la di ya en el post “copago para los medicamentos que se dispensan en el hospital”. El impacto de la medida es bajo y nada se cita del coste que supondrá implantar estructuras de cobro en los hospitales. Me temo que estamos en una época donde nuestros dirigentes se obcecan en recaudar a toda costa sin pararse a analizar en los diferentes niveles, el verdadero coste de la medida.

No obstante veremos como acaba todo esto después de las pertinentes alegaciones de las sociedades científicas. Lo que sí parece claro es que esto ya no lo para nadie, una verdadera pena.



miércoles, 12 de diciembre de 2012

Píldoras y PubReader


Reproduzco la última entrada del blog Píldoras y aprovecho para difundirlo a quién no lo conozcáis. Es un interesante blog que lleva ya más de un año con nosotros relacionado con todo lo que concierne a la información sanitaria.

Es el blog de Saludteca, el portal de la Red de Bibliotecas del Sistema Sanitario Público de Extremadura y está coordinado por Montaña de la Biblioteca del Complejo Hospitalario de Cáceres, así que todo queda en casa.

Os lo recomiendo encarecidamente, en su última entrada nos presentan PubReader:


Esta es la nueva forma en la que se pueden visualizar los artículos de PubMed, tanto desde las tabletas, como desde los ordenadores. Basta con pinchar sobre un icóno marrón (PubReader)  que aparece al lado de los artículos  disponibles en este formato, ahora sólo los que están en PubMed Central, y a partir de este momento ya podemos disfruta de esta lectura.

Las ventajas son:
Pantalla multicolumna exclusivamente con el texto, lo que hace que nada distraiga la lectura
Distintas opciones de navegación, dependiendo del dispositivo: pasar hojas con el dedo como en un libro, agrandar el tamaño de la letra, etc.
Gráficos e imágenes siempre a la vista, estén donde estén en el texto
Os dejamos con el tutorial que explica y pone ejemplos de todo esto

domingo, 9 de diciembre de 2012

Demasiado soñadores



Demasiado soñadores, caminando por el borde
Ya no cuenta lo de antes,
solo importa lo que viene...

(Mi apoyo a todos los profesionales sanitarios que están luchando en Madrid)


jueves, 6 de diciembre de 2012

Copago para los medicamentos que se dispensan en el hospital

La bicicleta del pescador #instagram

Estos días nos encontramos en prensa con la enésima noticia de reforma sanitaria. Esta vez se trata del copago de fármacos de dispensaciónhospitalaria. Hasta ahora solo queda claro que no se trataría de pacientes hospitalizados sino ambulantes que recogen la medicación en el hospital. Parece ser también que no estaríamos hablando de todos los medicamentos, solamente determinadas patologías que tendrían un máximo de aporte por envase, en torno a unos 4 euros.

La noticia ha generado bastante “incertidumbre” y revuelo, y ha servido para que a las pocas horas el Ministerio negase que vaya a aplicarel copago a medicamentos de uso hospitalario. Dejando todavía en el tintero a los de “diagnóstico hospitalario” que también se dispensan en hospital. La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria o la Federación de Asociaciones parala defensa de la sanidad pública (FADSP) han hablado al respecto.

Independiente del vaivén de noticias de afirmación y negación analicemos de manera simplista la noticia. Para los defensores del copago en la prestación sanitaria, por ejemplo medicamentos, este busca fundamentalmente “promover el buen uso” de los servicios sanitarios por parte del paciente y racionalizar el gasto en sanidad. Esta es la parte bonita claro, hay quien afirma que es simplemente una herramienta de recaudación.

Ahora analicemos la dispensación hospitalaria en varias características:
Las Unidades de Atención Farmacéutica de los hospitales (lugares donde se dispensa la medicación hospitalaria a pacientes ambulatorios) no tienen ánimo de lucro, por lo que no buscan “vender” más, sino todo lo contrario, garantizar el uso adecuado de los medicamentos.
La medicación en el hospital es dispensada en caso de ser tratamientos limitados con el número exacto de envases y en caso de ser crónicos la dispensación suele ser cada mes, por lo que es muy difícil que el paciente acumule medicación en casa. En caso de cambios de tratamientos los pacientes suelen devolver la medicación al hospital.
Como toda nueva medida esta necesitaría una inversión logística en cuanto al cobro de este copago, difícil de “digerir” por parte de un organismo no destinado a la recaudación como es un Servicio de Farmacia Hospitalaria.

En este punto a la pregunta ¿es el copago de medicamentos hospitalarios una buena medida para promover el buen uso de medicamentos?. Sinceramente creo que no, a nivel hospitalario las reglas del juego son otras muy distintas a las de la oficina de farmacia en todos los sentidos. La medida no aumentaría el “buen uso” de los medicamentos, acarrearía bastantes problemas organizativos a nivel de la administración y el afán recaudatorio sería escaso, aunque esto último ya es harina de otro costal.

martes, 4 de diciembre de 2012

El efecto Mañez en la Farmacia Hospitalaria


Miguel Angel Mañez (Foto de Diario Médico)
La semana pasada asistí parcialmente a un seminario de Farmacia Hospitalaria sobre “Innovación: nuevas formas de gestión, nuevas tecnologías”. De las charlas que pude ver destacaré la de Miguel Angel Mañez, actualmente director económico del Departamento de Salud de Sagunto (Valencia), su presentación la podéis encontrar aquí. Miguel no es un director económico al uso, de esos que uno se suele encontrar por los diferentes hospitales. Por un lado la virtud de que podrás debatir y dialogar cualquier propuesta con él, por otro el defecto (egoístamente claro) de que en cualquier Comisión de Farmacia no “se la das con queso” fácilmente cuando te metes en terrenos clínicos como a la mayoría de directores económicos, porque nada bien entre evidencia científica.


Miguel es de los primeros que me “enganchó” a todo esto de la salud 2.0 y pasé de ser lector asiduo de su famoso blog “Salud con cosas” (por supuesto lo sigo siendo), a ser parte activa de todo este mundo de la blogosfera sanitaria con este humilde blog, hace ya casi tres años. Me resultó curioso ver años después a Miguel intentando transmitir todo esto de la salud 2.0 a mis compañeros en un seminario de Farmacia Hospitalaria, poniendo bastante corazón en el empeño. Por lo general somos gente bastante difícil de cortar, más allá de todo lo relacionado con los medicamentos. No hace resaltar que la exposición fue magnífica.

En el coche de vuelta a casa por la tarde-noche iba pensando en múltiples cosas relacionadas, conexas e inconexas:
"El calado de todo esto de la salud 2.0 en la profesión es mínimo, tenemos un congreso nacional de Farmacia Hospitalaria el año que viene que gira en torno a este concepto; ¿habremos sido demasiado ambiciosos?. Por lo general somos una profesión poco sujeta a sobresaltos y poco imaginativa, el gran Mañez creo que pasó para la mayoría de asistentes como un “friki” que hizo una exposición con un ovillo de cuerda y plastilina, aunque al final creo que se ganó a parte del respetable. Existe una brecha tecnológica en los pacientes, pero sin duda también en los profesionales sanitarios. Queda mucho por hacer en este tema pero me temo que aparte de conocimientos, la profesión necesita actitud 2.0. Actitud para compartir, abrir nuestra mente, creatividad, imaginación e intentar ver más allá de lo rutinario."
Tiempo al tiempo y poco a poco, por cierto me quedé con ganas de ver a Emilio Monte del Hospital La Fe de Valencia, buen abanderado de todo esto de la salud 2.0 en la profesión, pero me consta que contagió el espíritu a los asistentes. Por otro lado me sirvió para “desvirtualizar” a algunos “twitteros” como Benito o Rafael, mejores en persona sin duda.
Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.