lunes, 30 de septiembre de 2013

¿Realmente está la sanidad en las nubes?


En las últimas semanas hemos leído la intención, ya era hora, de realizar una tarjeta sanitaria única. Imagino que el siguiente paso, mucho más complicado, será una historia clínica única para el Sistema Nacional de Salud que se pueda consultar en cualquier punto. Parece fácil de decir, pero es un auténtico reto según está montado el tema autonómico.

Todo esto me ha hecho retroceder un poco y recordar la autentica revolución de hace un año o dos del cloud computing. Parecía que este servicio venía para revolucionar la gestión de recursos. Es verdad que quien más y quien menos ya lo utiliza particularmente. Sus posibilidades son inmensas a nivel particular, disponer de todo tipo de información almacenada en “la nube” y disponer de ella cuando quieras, donde quieras y desde el dispositivo que sea.

Sin embargo en sanidad sigue teniendo muchos detractores, sobre todo por el “sempiterno” problema de la posible falta de confidencialidad de datos y de más problemas. El beneficio sin embargo sería impresionante a primera vista, el acceder desde cualquier punto a datos clínicos lleva implícita la posibilidad de creación de redes sanitarias virtuales. Sería disponer de una historia médica desligada de una localización física determinada, quizás la verdadera historia clínica única. Y supondría acceder a ella desde un simple dispositivo móvil.

Hasta ahora en el sector público sanitario las experiencias se cuentan con los dedos de una mano y por ahora solo disponemos de experiencias privadas, IBM o SIEMENS están realizando proyectos en este sentido.

Después de la cantidad de dinero que la sanidad pública está “tirando” año a año en “tropecientos” programas informáticos de comunidades autónomas “exclusivos” y que no se entienden con el de al lado, a lo mejor sería el momento de cambiar el “chip”.

A lo mejor podríamos pasar en sanidad “de estar en las nubes” a pasar la información a la nube. Una nube segura, integrada y eficiente. A lo mejor, como en la tarjeta sanitaria, sería el momento de hacer las cosas para todos y no para unos pocos.

A estas alturas todavía hay quien no se ha dado o no se quiere dar cuenta.


miércoles, 25 de septiembre de 2013

El Ministerio de Sanidad en un laberinto sin salida


Una semana después de la resolución sobre el copago hospitalario y a menos de una semana de su entrada en vigor (1 de octubre). Lo "bien hecho", bien parece:












Y un largo, largo etc...

lunes, 23 de septiembre de 2013

Un día en el hospital

"Un mundo distorsionado"
Hoy toca escribir algo diferente. Tengo la suerte de que me gusta lo que hago, como todos, unas veces más, otras veces menos, pero en definitiva soy “un animal de hospital”. He pasado muchas horas en él, y todas las que están por venir, y puedo asegurar que trabajar en un hospital puede ser de lo más “cool” a lo más “underground”, pasando por toda la escala de grises.

Un hospital es un mundo caótico que se rige por un orden artificial. Realmente pasear por los pasillos en una u otra dirección es caminar por un mundo subterráneo aunque te encuentres en el octavo piso. 

En un hospital cohabitan las más insólitas almas, el que cumple las normas, el cabrón que las hace, el guardián de la honra, el furtivo y el gánster. El que pide permiso, el que deberás lo siento, el nostálgico mustio, el de heridas sediento. La loca que baila, el del codo en la barra, la dama de hielo, el de frágil coraza. La bestia implacable, el misericordioso, el sumiso paciente, el rebelde nervioso. Esa niña tan mona, la vieja entrañable, la zorra sin fondo, el buen padre y esposo. El amante prudente, el incauto amistoso, el payaso en las fiestas, el odiado de todos. El del “quiero y no puedo”, el del “puedo y destrozo”, el gallito valiente y el que tiembla lloroso. El oscuro inestable, el don Juan de la foto, el que mueve los hilos, el Don Nadie y el loco. El pesado de anoche, el listillo avispado, el pedante ignorante, esa “méteme en todo”. 

Pero también el científico serio, el que trabaja por todos, la dulce enfermera, el alumno exitoso. El que cuadra las cuentas, el que opera sin hora, el que habla de remedios, el que duerme a deshora. El fuerte que es débil, el débil que es fuerte, el que busca respuestas, el que vence a la muerte…

Un hospital es un pequeño trozo de este mundo donde se pasean la vida y la muerte al unísono. Por eso me engancha la poesía que hay en sus pasillos, por eso hace tiempo que me pierdo en su melodía.

(Post basado en la canción “Gigante” de Julio de la Rosa)

jueves, 19 de septiembre de 2013

Copago de medicamentos hospitalarios: de como el ministerio se tira a la piscina sin saber si hay agua.

Hoy leía con perplejidad que en el BOE ha salido la resolución del copago de medicamentos hospitalarios y que tiene que entrar en vigor el 1 de octubre.

Es un tema que ya abordé en el blog a primeros de año y donde sigo opinando exactamente lo mismo (leer):



Está todo dicho y solo queda esperar las famosas instrucciones de cómo se va a llevar a cabo, pero quiero subrayar tres cosas:

1. Está resolución es injusta para pacientes, incluso industria farmacéutica. Hay patologías como la artritis reumatoide donde según el medicamento prescrito el paciente tendrá que pagar o no. Esto puede dirigir la prescripción a determinadas especialidades que no están sujetas a copago. 

2. Me da pena que el Ministerio siga sin enterarse de que va la dispensación de medicamentos hospitalarios. La prueba mas fehaciente es que de 10 días para entrar en vigor la resolución sin infraestructura ninguna. 

3. Me incomoda bastante que el ministerio, una vez más no haya hecho ni puñetero caso de las alegaciones presentadas por las sociedades científicas. Da la sensación de prepotencia, avasallamiento y de que la opinión de los profesionales no importa “una mierda.” 


martes, 17 de septiembre de 2013

Polimedicados 2.0.

Otra iniciativa muy interesante, en este caso con el objetivo de mejorar la adherencia y la información de medicamentos del paciente polimedicado, que nace de la mano de un grupo multidisciplinar y que se sustenta en el entorno 2.0. Se trata de polimedicados 2.0. liderado por nuestra compañera Myriam Gallego (@Myriam_Gal). 

Ellos mismos nos lo cuentan: “Polimedicados 2.0 es una página dirigida a pacientes, cuidadores y profesionales sanitarios donde pretendemos facilitar información y herramientas en materias de salud.
Todos los contenidos de Polimedicados 2.0 son revisados y publicados por los profesionales sanitarios que forman el Grupo PACTa con el único objetivo de ofrecer una información objetiva, de confianza e independiente. Sin intención, en ningún caso, de sustituir las recomendaciones de tu profesional sanitario.
Polimedicados 2.0 ofrece:
- Boletines informativos de salud que serán publicados periodicamente sobre medicamentos y autocuidados, que son elaborados por los profesionales sanitarios del Grupo PACTa.
- Enlaces web oficiales de interés para la ciudadanía y el profesional sanitario.
- Otros recursos: vídeos, documentos, podcast,... como material de apoyo para la promoción de su educación sanitaria”

Echarle un vistazo a la web y encontrareis cosas muy interesantes como apps orientadas a mejorar la adherencia de los pacientes.

Podéis seguir también el proyecto en Facebook, twitter y youtube

Enhorabuena a todos los integrantes por la iniciativa, ya nos contareis la evolución del proyecto.


domingo, 15 de septiembre de 2013

Gamificación en salud, cuando jugar no es solo cosa de niños.

Hoy voy a hablar de “gamificación”, quizás este sea solo un post para neófitos, pero el caso es que hace poco me invitaron a participar en la creación de una app orientada a farmacéuticos, basada en este concepto. Haber hablado de este tema varias veces y haberme encontrado con caras de asombro, me ha hecho pensar en adentrarme en este curioso concepto, no tan novedoso si empezamos a tirar de literatura.

Mientras esperamos las respuestas sobre el devenir del entorno 2.0. y su verdadero impacto en el cambio de la comunicación entre profesionales y pacientes. Mientras intentamos dar por acabada una y otra vez la indestructible “blogosfera sanitaria” que no hace sino sumar blogs. Mientras tanto, vamos cambiando de tendencia y elevamos a lo más alto nuevas corrientes que luego bajan y vuelven a subir. Todo va muy deprisa, muchos aventuran que “el negocio” ya no son las redes, ahora estamos inmersos en el mundo de las apps. Es el futuro para todo, dicen, nuestra vida girara en torno a una app determinada. Y mientras tanto surgen “tendencias” en torno a ellas. Una de las últimas la gamificación. De unos meses para acá lo escucho por todas partes. 

La gamificación (gamification en el ámbito anglosajón) es el empleo de mecánicas de juego en entornos y aplicaciones no lúdicas con el fin de potenciar la motivación, la concentración, el esfuerzo, la fidelización y otros valores positivos comunes a todos los juegos. Se trata de una nueva y poderosa estrategia para influir y motivar a grupos de personas. Y las apps sanitarias han entrado de lleno en este juego.
A priori resulta interesante en salud, sobre todo para población más joven donde jugando pueden conocer más sobre alguna patología concreta, medicamentos, hábitos saludables...

La gamificación se puede emplear en cualquier ámbito, solo es cuestión de imaginación. Solo hay que echar un vistazo al Gamification World Congress celebrado el pasado mes de junio en Madrid.

La pregunta es la de siempre, ¿moda?, ¿tendencia?, ¿cambiará algo?...no lo sabremos hasta que no pase algo más de tiempo. Pero visto lo visto, por ahora la gamificacion ha llegado a la salud para quedarse.

Si te interesa el tema te recomiendo la lectura de:

jueves, 12 de septiembre de 2013

Como pasar tres años de tu vida al frente de un equipo

Y de repente pasaron tres años…

Tres años al frente de un equipo, como pasa el tiempo. Tres años de pequeñas victorias y derrotas, tres años de lidiar batallas, algunas bonitas contra la enfermedad, otras más crudas pero necesarias contra “el lado oscuro”.

Tres años de plena crisis económica, donde dar un paso hacia delante cuesta diez veces más que antes. Una de las mejores cosas, el continuo aprendizaje, el conocer los entresijos de la gestión del sistema sanitario. Los diferentes perfiles de dirección, he coincidido con 4 gerentes diferentes hasta la fecha, creo que es un record. El darme cuenta que la politización ahoga la gestión y sobre todo que al final todo depende de las personas. Si, es así de crudo, todo sale adelante por unos pocos y desgraciadamente en muchas ocasiones hay más personas en el denominador que en el numerador. Con todo tres años de conocer gente magnífica, grandes profesionales, gente que te invita a seguir luchando y no perder la ilusión. Tres años de elevar esto a la enésima potencia con la inmersión en las herramientas 2.0, principalmente twitter.

Tres años de reuniones (más de la mitad prescindibles), de darme cuenta que por mucho que prediquemos seguimos siendo grandes desconocidos. Tres años de escuchar a muchos jefes la odiosa pregunta de y vosotros ¿que hacéis en Farmacia?. Tres años de sufrir una esquizofrenia identificativa, de llamarte farmacólogo, médico, boticario, chaval, señor, doctor, jefe… Tres años de perder prácticamente el contacto con los pacientes y el enriquecimiento vital de los mismos, es el precio que hay que pagar, aunque muchas veces me pregunto por qué. 

Y sobre todo tres años de equipo, con ratos buenos y malos, con millones de anécdotas. Con momentos maravillosos e inolvidables y con momentos para guardar en lo más recóndito de la memoria y olvidar. Tres años de soportarme, gracias, y de no olvidarme nunca de que al fin y al cabo solo soy uno más del equipo. Y de que esto es solo una etapa de mi vida que cambiará en cualquier momento, pero que mientras tanto intentaré exprimir al máximo y hacer todo lo que pueda.

Seguimos...

_________________________________________________________________________________

"Ya no me rompo cuando me desplomo, hoy me levanto y vuelvo a empezar.
Ya no espero tener buena suerte, ahora la busco y suele llegar.
Ya no arde sobre mojado cuando llegan las derrotas,
ya no me moja la lluvia que apaga la voz.

Ya no discuto con gente sin alma, ya no trabajo para Satanás.
Ya no frecuento a la secta del dogma, y veo las copas que llevo de más.
Ya no arde sobre mojado cuando llegan las derrotas,
ya no me moja la lluvia que apaga la voz." 


(Dorian)

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Si eres profesional sanitario, cuidado con twitter

Poco a poco vamos encontrando estudios, todavía con cuentagotas, que nos hablan de la utilización de las redes sociales por parte del personal sanitario. 

En este caso se trata de un estudio publicado recientemente en BMJ titulado Virtual colleagues, virtually colleagues—physicians’ use of Twitter: a population-based observational study”. En este estudio, el objetivo fue investigar si se había producido comportamiento no ético o no profesional en la población de médicos de habla sueca y estudiantes de medicina, en la red social Twitter. Se analizaron 237 cuentas pertenecientes a médicos y estudiantes de medicina. En el estudio se observaron posibles violaciones de la privacidad del paciente y otras violaciones de la ética médica. Los hallazgos subrayaron que todos los médicos y estudiantes de medicina deben tener en cuenta su presencia como profesional o profesional en formación en las redes sociales.

Este estudio concuerda con otro publicado en JAMA en 2011 “Physicians on twitter” en el que se revisaron los tweets escritos por un grupo de 260 médicos de habla Inglesa, todos ellos contaban en su haber con 500 o más seguidores. En esta investigación también se evidenciaron infracciones éticas, comportamiento poco profesional y se encontraron posibles violaciones de la confidencialidad del paciente.

En España hasta la fecha no tenemos datos al respecto pero más allá de la dualidad marca personal vs marca profesional en las redes (tema de este mes de #carnavalsalud) lo que está claro es que todo tiene un límite. En uno de los artículos se cita que se encontraron tweets que incluían narraciones de fenómenos de embriaguez, resaca o blasfemias. O por otro lado datos que afectaban a la privacidad de la información del paciente. 

Como decía aquel “muy fuerte…”

lunes, 9 de septiembre de 2013

Stop errores de medicación: interesante iniciativa en twitter sobre seguridad de pacientes #StopErroresMed


Una nueva e interesante iniciativa surgida de twitter. En este caso se trata de detectar fármacos susceptibles de error mediante fotografías con el fin de evitar posibles errores de medicación.

La iniciativa corre a cargo de dos residentes de farmacia hospitalaria @Sergiplata y @UnDeRCoST y ellos mismos explican cómo surgió: “este proyecto ha surgido en la red social Twitter como una iniciativa espontánea y colaborativa, hecho que nos hace ver el verdadero potencial de las redes sociales aumentando la comunicación entre profesionales y haciendo que el intercambio de información sea rápido y sencillo.”

Ellos mismos también nos cuentan como participar: “Este es un proyecto colaborativo, en el que todos los profesionales sanitarios pueden participar para que tenga la máxima difusión posible. La forma de colaborar será vía Twitter escribiendo un tuit con la etiqueta #StopErroresMed y en el que se adjunte una foto que incluya los fármacos susceptibles de generar error, además para aumentar la difusión y si es el espacio del tuit lo permite, se mencionará al Ministerio de Sanidad (@sanidadgob) y al laboratorio que comercializa el fármaco, ya cada vez son más los laboratorios que disponen de cuenta en Twitter. La foto será posteriormente posteada en este blog y comentada por los autores.”

Atrévete a participar, cualquier aportación suma para garantizar un tratamiento más seguro. Ellos hacen hincapié en los profesionales sanitarios, pero todo el que quiera aportar será bienvenido sin duda alguna.


Mucho ánimo a estos chicos, ahora solo falta un poco de difusión y rodaje. Y pensar aquello de que las pequeñas cosas, al fin y al cabo, son las que mueven el mundo.

jueves, 5 de septiembre de 2013

Marca personal y/o marca profesional en salud 2.0 #carnavalsalud


Con este post me estreno en la iniciativa #carnavalsalud, iniciativa muy interesante que lleva ya meses dando de que hablar entre los "bloggers" sanitarios.

El tema de este mes me resulta muy interesante: Marca personal y marca profesional ¿juntas y revueltas?

Evidentemente creo que no hay una respuesta universal a la pregunta y por decirlo de manera sencilla, el tema es cuestión de gustos. En cualquier caso no creo que una u otra opción sea mejor para conseguir los dos objetivos más importantes de este mundo 2.0, comunicación e información. No obstante vamos a desgranar un poco la situación.

¿Qué dicen los expertos?

Si nos atenemos a lo que dicen lo poco publicado al respecto en nuestro país parece que la respuesta está clara, lo mejor es no mezclar. La Guía práctica para el uso de redes sociales en organizaciones sanitarias” cita en referencia a Facebook “queremos que toda la información llegue al máximo de personas posibles y tener un perfil personal no hace si no reducir nuestro radio de acción”. Por otro lado la “Guía de usos y estilos de la Consejería de Salud de Andalucía” también nos habla de no mezclar perfil personal con profesional. Por ejemplo cita “los profesionales sanitarios ejercemos de referentes de salud para la población general y en este sentido conviene usar el sentido común manteniendo un enfoque y un estilo profesional”.

Mi opinión personal

Llevo bastantes años metido en todo este mundo 2.0 y aunque suelo rellenar mis “bios” de las diferentes redes sociales y este blog con datos profesionales, la verdad es que suelo utilizar todo indistintamente, aunque con límites por su puesto.
Desde el principio lo tuve claro, quería mostrar un mundo profesional pero sin dejar de lado el personal en cuanto a múltiples aficiones y forma de pensar. Me resulta muy difícil desligar a la persona del profesional por mucho que lo intente. En ningún caso hablo de personal en cuanto a intimidades y de más “prensa rosa”, aquí suelo ser bastante hermético, aunque también lo he hecho en más de una ocasión ya sea de manera implícita o sobre todo de manera metafórica, creo que es irremediable. Mas que nada todo tiene que ver con estados de ánimo más bien.
Como profesional sanitario, por mi formación se discernir fuentes de información sanitaria fidedignas, por eso prefiero las iniciativas, cuentas, blogs y perfiles que juntan ambos perfiles, fundamentalmente porque me aportan mucho más en todos los sentidos.
Además a no ser que sea una institución o servicio público o privado, donde tus ojos no ven más allá de unas siglas, un nombre impersonal o un logo, creo que es difícil diferenciar ambas marcas. Más que nada porque ambas se complementan y en cierto modo tu marca profesional viene amplificada o menguada por tu marca personal

Como e-paciente

En el caso de dirigir alguna actividad en el entorno 2.0 a pacientes, y evidentemente también es una opinión personal, creo que tampoco deben estar reñidas ambas marcas. Aquí lo más importante es que profesionales de la salud e instituciones sepan recomendar donde acudir para encontrar información consensuada y práctica para los diferentes problemas de salud. Incluso tener la oportunidad, por que no, de formular preguntas o inquietudes. Todo bajo las estrictas normas deontológicas y de confidencialidad oportunas. Todas las herramientas 2.0. te permiten la posibilidad de escenarios privados de consulta. Lo de menos debe ser si esa cuenta o web es de una institución impersonal o de un profesional sanitario que además muestra otras facetas de su vida más personales. 

martes, 3 de septiembre de 2013

lunes, 2 de septiembre de 2013

Menos de dos meses para el congreso que cambiará todo



Se trata del próximo congreso de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria que tendrá lugar del 22 al 25 de octubre de 2013 en Málaga. Aunque el título es bastante “grandilocuente” esconde mucha realidad llevándolo a nuestro terreno profesional.

Una profesión en cierto modo bastante “clásica” en formas y modo (cada uno que piense lo que quiera, pero así lo veo yo desde dentro), se enfrenta al reto de intentar hacer las cosas de otra forma y de abrirse de una vez por todas al mundo con la ayuda de las nuevas tecnologías de comunicación. Se trata del escenario 2.0. Nada nuevo sobre la mesa, solamente trasladar la función a un teatro con un aforo inimaginable.

Es la hora de que la voz de todos cuente lo mismo, da igual que seas residente, adjunto, jefe, el que quiera aportar y estar ahí, estará. Es la hora de compartir y aprender, pero también de mostrar todo lo que puede aportar el farmacéutico de hospital a pacientes, profesionales y sociedad en general.

Es un congreso con muchos “invitados” de excepción, con muchas oportunidades. Sin duda rompe con lo hecho hasta la fecha, algunos no lo entenderéis pero es un congreso que cambiará todo en la profesión, aunque creo hace tiempo que ya ha empezado a hacerlo.

No te lo puedes perder.

Si quieres más información visita o sigue:


Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.