martes, 30 de agosto de 2016

El valor de la humildad #GraciasCalde

Rara vez suelo escribir de deportes por aquí pero hoy me apetece. Hoy se hace pública la noticia de que Jose Manuel Calderón no volverá a la selección española de baloncesto y la red está que ruge en agradecimiento a su magnífica labor. Me apetece contribuir desde este humilde blog a ese reconocimiento.

Calderón ha conseguido 8 medallas en todo este tiempo, nos ha hecho disfrutar mucho, pero ante todo nos ha dado varias lecciones de trabajo en equipo, liderazgo y motivación que bien podrían valer para cualquier área profesional. La última lección ha sido en los pasados juegos olímpicos de Rio, donde apenas jugó minutos, pero lejos de desfallecer, cabrearse u optar por una actitud pasiva, estuvo ahí en todo momento, animando desde el banquillo como el que mas y dando la talla en los minutos que le otorgaron.

Calderón es un grande, ejemplo de valores que se deberían desarrollar en cualquier práctica profesional: compromiso, deseo, solidaridad, generosidad… y un largo etcétera. 

Pero se que Calderón es un grande porque he tenido la suerte de tenerle cerca varias veces cuando vivía en Don Benito (pueblo contiguo a Villanueva de la Serena, de donde es oriundo Calderón) y he comprobado su humildad, su generosidad y su elegancia de cerca, esa que solo tienen los grandes de verdad. Quiero a mucha gente así en mi equipo, en mi hospital, en mi vida. 

Afortunadamente seguiremos viendo a Calderón jugar en la NBA, este año en Los Angeles Lakers, pero sin duda le echaremos de menos en esos apasionantes partidos de la selección española. 

Seguimos “Calde”!! 

(Foto: Con mi pequeña de añito y medio en brazos y Jose Manuel Calderon en 2010.)

domingo, 28 de agosto de 2016

A los médicos les estresa escribir en el ordenador

La era digital, el asentamiento de la “e-salud” y la búsqueda de la ansiada sanidad sin papeles parece ser que estresa a los médicos. Esta paradójica noticia la leía el otro día en un periódico sanitario basado en un reciente estudio publicado, en base a una encuesta de satisfacción realizada a mas de 6.000 médicos en EEUU.

Al parecer el problema es trasladar la información médica al ordenador o dispositivos móviles, lo que supone mayor carga administrativa al médico. Por el contrario en la encuesta si aparece un alto grado de satisfacción para usar datos clínicos con ayuda de las nuevas tecnologías (consulta de analíticas, radiografías…) 

Esto me recuerda la gran dificultad y oposición que he visto cuando me he enfrentado a una etapa de informatización/digitalización de algún proceso en el hospital. Y me sigue asombrando que en muchos casos sigamos viendo al ordenador como un enemigo y echando de menos aquellas historias clínicas enormes de papel donde no se encontraba nada. 

Son muchas las preguntas: 

¿Todavía sufrimos “brecha digital” en sanidad? (es decir, médicos de edad avanzada que no se “apañan” con las nuevas tecnologías) 
¿Tenemos sistemas de información difíciles de usar? 
¿Seguimos sin ver utilidad a la e-salud? 
¿Realmente nos estresan los ordenadores u otras cosas de la atención sanitaria? 

Las preguntas son muchas, las respuestas seguramente muy variadas.

jueves, 25 de agosto de 2016

Los ilusos



Iluso: dícese de aquellas personas que tienden a hacerse ilusiones con facilidad y sin fundamento para ello.

Quiero más ilusos en los hospitales, centros de salud, direcciones…

Ilusos mayores, pequeños, medianos. ..

Ilusiones por las consultas, pasillos, estanterías, camas, despachos… y gente persiguiéndolas con el mismo énfasis con el que algunos buscan criaturas virtuales. 

Ilusos que crean que se puede hacer todo de otro modo y no esperen nada a cambio. 

Ilusos de carne y hueso, cuya mayor ilusión sea seguir teniendo ilusiones.

martes, 23 de agosto de 2016

Prescription Thugs: yonquis legales

El otro día estuve viendo el documental norteamericano “Prescription Thugs” de ChristopherBell. Es un documental al estilo de Michael Moore, con entrevistas de andar por casa y que pone una vez mas contra las cuerdas al sistema sanitario de los EEUU. El documental es bastante sensacionalista y se centra en parte en la muerte del hermano del director, antiguo luchador de Pressing Catch por el abuso de analgésicos opiaceos, pero no deja de poner de manifiesto una realidad bastante preocupante, el fácil y masivo acceso a los medicamentos comercializados. No olvidemos que hablamos de un país donde se publicitan los medicamentos en los medios de comunicación y tiene un sistema de salud mayoritariamente privado, pero por lo general la situación y problemática es bastante común.
 
En el documental vemos temas conocidos pero que no por ello no debemos recordar, como internet ha facilitado el acceso a las “drogas legales”, la presión de la Big Pharma, todo el dinero que mueve la industria farmacéutica, la facilidad de extender recetas por parte de médicos, las prescripciones en cascada (medicamentos que tomas y crean otros problemas por lo que tienes que tomar otros medicamentos), ensayos clínicos que se ocultan...
 
Sin embargo de todo me quedo con el mensaje de que aunque el problema es multifactorial, una parte importante es cultural. Vivimos en una sociedad donde queremos soluciones rápidas para todo, donde hemos perdido el miedo a los medicamentos, donde no nos permitimos estar tristes ni tener emociones melancólicas, hemos medicalizado todo, acudimos al médico a la mínima y nos convertimos poco a poco en verdaderos yonkis legales.
 
Nota: El 5 de agosto de 2016 publicaban en El pais la noticia: “España lidera el abuso de Orfidal y Trankimazin”

domingo, 21 de agosto de 2016

El hospital en verano se quema

Llevo unos cuantos años ya en esto y unos cuantos hospitales y me atrevería a decir que “el hospital en verano se quema”.
 
No creo que exista ningún estudio en España que determine los resultados en salud dependiendo de la estacionalidad, pero es algo para revisar. Al parecer dicho problema es algo generalizado, lo que lo sitúa como un problema de gestión sanitaria universal. En EEUU se habla de un “efecto julio” achacado especialmente por la entrada de nuevos residentes y facultativos sustitutos. En Reino Unido de un “efecto agosto” y aquí no se si podríamos juntar los dos meses y añadirle parte de septiembre.

El caso es que la bajada en bloque de facultativos que no se sustituyen, el cierre de camas (incluso plantas de hospitalización), personal de enfermería nuevo en sitios donde no ha trabajado nunca, administrativos nuevos con mas corazón que cabeza, pacientes con “periodos ventana” y una larga lista de vicisitudes resultan un campo difícil de lidiar día a día.

El resultado, muchos errores en los procesos (aquí podríamos estar hablando largo y tendido), aumento de prescripciones de medicamentos controlados durante el resto del año, aumento de infecciones, faltas, descontrol, situaciones impredecibles…caos.

No nos damos cuenta pero justamente en verano con “la calor” no podemos dejar los hospitales a pleno sol sin protección, porque inevitablemente se queman.
Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.