martes, 13 de junio de 2017

La sanidad, la ópera y Amancio Ortega

Rolls Royce de John Lennon 1968
Últimamente el debate sanitario tiene un denominador común, la donación de Amancio Ortega a la sanidad pública de sus famosos equipos para combatir el cáncer. A Extremadura llegarán 4 aceleradores lineales valorados en 13 millones de euros.

Este caso me recuerda a una anécdota que le escuché a un médico, jefe de servicio de mi hospital. 

Contaba que había tenido la suerte de adquirir entradas para una “premier” de ópera en New York. Antes de empezar la función, un presentador salió al escenario y comentó que dicha función era posible gracias a la donación de Mr and Mrs.Smith, presentes en la sala. Acto seguido toda la “cla” se puso en pie y dedicó una sonora ovación de entusiastas aplausos dirigidos a los generosos Mr and Mrs. Smith allí presentes. Ante tal circunstancia el amigo espetó a sus acompañantes: “Esto pasa en mi pueblo y el foro cuchichea sin parar cosas como: de donde lo habrán sacado, corruptos, seguro que es de lo que han robado, que se creerán...”

En fin...¿cuestión cultural?

martes, 6 de junio de 2017

Pacientes y tecnología: promesas que no valen nada

Hace unos meses leía el artículo de opinión de BMJ “Promise, promise” donde reflexiona sobre la fuerte inversión que se está haciendo en TICs (tecnologías de la información) en sanidad, sin conocer todavía bien sus resultados. 

En Estados Unidos los médicos pasan dos horas frente al ordenador por cada hora que están con los pacientes, teniendo los datos de salud electrónicos importantes problemas de interoperabilidad y utilización “útil”. 

Por su parte el NHS británico ha decidido hacer una gran inversión para llevar wifi a pacientes y profesionales, potenciar la telemedicina, el seguimiento online… 

En este artículo se critica que, a tenor de los estudios, hasta ahora la mejora de la conectividad digital aumenta el coste y la demanda de los servicios de salud. Aunque si determina que la salud electrónica abre un campo prometedor para la investigación, por el momento nos encontramos en muchas ocasiones con registros incompletos e información clínica imperfecta. 

Todo esto porque el otro día, cuando estaba en la consulta, se “cayo” el sistema informático y estuve media mañana sin ordenador. El resultado, estuve mas tiempo atendiendo a los pacientes y pude hablar mas con ellos, sobre sus problemas de medicación y resto de inquietudes. Cuando después me toco quedarme a pasar al ordenador la diferente información, me daba cuenta que en muchos casos esta no se puede explotar y quedará muerta en la historia clínica digital. 

Soy un acérrimo defensor de la tecnología pero nos falta que los sistemas de información y registros de salud estén mas depurados y en definitiva nos resulten mas útiles. Y por supuesto tenemos que empezar a soltar trabajo informático "superfluo" para dedicar mas tiempo a la atención personal, que al fin y al cabo es lo que quieren todos los pacientes.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.